Hombre-y-soledad

 

Cuando decido pintar los sentimientos, se que me arriesgo a pisar tierras movedizas, frágiles y en ocasiones,

con grandes precipicios. Pero yo he aprendido a reconocer la belleza entre los desechos de las penas

y en una mirada hambrienta. Y cuando llevo mis observaciones al lienzo, siento un gran placer al poder perpetuar

un sentimiento, dibujando sus manifestaciones y su entorno, dejando un testimonio para aquellos

que solo encuentran la belleza en la belleza y no ven más allá de lo obvio.

Leave a Reply

Translate »